lunes, 2 de enero de 2012

Castro Valnera ( 1.718 m) invernal

Como viene siendo costumbre desde hace algún tiempo, todos los 31 de Diciembre de cada año, ascendemos al Castro Valnera (1.718 m) y siempre que las condiciones lo permiten lo hacemos por su famoso "Tubo". Este pasado 31 de Diciembre de 2011 ha sido un poco especial, ya que las condiciones del tiempo no nos acompañaban en absoluto: viento, lluvia y lo peor, ¡la niebla!, y por si fuera poco había más barro que nieve.

En la subida por culpa de la niebla y la falta de nieve acabamos desviándonos y saliendo por un corredor ubicado más a la derecha de la salida normal del "Tubo", además en el descenso, la niebla nos hizo equivocarnos de camino bajando hacia la vertiente cántabra (nosotros teníamos el coche en el Bernacho de Burgos), con lo que tuvimos que desandar parte del camino hasta encontrar una ruta opcional que nos llevó de regreso hasta el coche... ¡vamos toda una aventura! ¡Gorilas en la niebla!, Ja, ja, ja. Por todo esto, los datos de esta ruta no corresponden con los de una ascensión normal.

Cómo llegar: Desde Espinosa de los Monteros seguimos por la carretera BU- 570 hasta un cruce donde giraremos a la derecha hacia la BU- 572, esta carretera es la de acceso a la estación de esquí de Lunada, en unos tres kilómetros aproximadamente encontraremos una pista a mano izquierda indicada como Castro Valnera, sólo tenemos que seguir la pista hasta el final junto a unas cabañas.

- Fecha: 31-12-2011
- Distancia: 9 Km
- Desnivel: 1.308 m
- Tiempo: 5h 37 min.

Salimos del Bernacho junto a una estaca indicadora de PR.. Nos dirigimos hacia el fondo del valle, pasando junto a unas cabañas de pastores. Salimos con los frontales ya que todavía no ha amanecido y nuestra intención era estar pronto de vuelta en casa... por eso de las uvas...

Fotos del inicio.


Antes de llegar hasta el fondo del valle, nos desviamos a mano izquierda junto a unos bloques sueltos que nos indican el punto para subir hacia el "Tubo". Una pena pero las fotos que hicimos de este punto no salieron bien por culpa de la lluvia y la oscuridad.

Por fin llego el momento de meternos en faena y estrenar la temporada invernal, ¡así que a sacar la "cacharrería"! y ¡Para arriba!.

Fotos primer tramo de la subida.


La falta de nieve, nos obligaba a recorrer tramos entre argomas y piedras, y con los crampones es un poco incómodo, je, je ,je.

Por culpa de la niebla nos desviamos mucho a la derecha y fuimos a salir por un corredor cercano al collado  del "Pico La Miel".

Fotos del segundo tramo.




Una vez en la arista a pesar de la niebla y el fuerte viento se andaba bastante bien.

Foto de la arista (casi hay que imaginarlo...)


Vídeo en la arista. ¡Cómo sopla el viento!
video

Bajamos a un pequeño collado (donde coincide con la ruta normal) y sólo nos queda una pequeña trepada hasta la cima.

Fotos de la aproximación a la cima.


¡Por fin estamos en la cima del Castro Valnera! Hoy no es un día de esos en que se puede disfrutar de la cima y de sus preciosas vistas, ¡es para una foto y para abajo!

Fotos del Buzón y vértice en la cima.



Foto de la cima del Castro Valnera (1.718 m).

Descendemos hasta el collado y, junto a unas rocas que nos proporcionan cobijo, comemos algo y nos ponemos otra capa más.

Fotos del descenso.

Sin entretenernos mucho reanudamos el descenso, valoramos la posibilidad de bajar por el "Tubo", pero al no ver clara la bajada decidimos bajar hasta el collado del "Pico La Miel" y desde allí descender hasta el fondo del valle, como habíamos hecho en otras ocasiones. Pero por culpa de la espesa niebla y la conversación nos despistamos y terminamos bajando al valle opuesto... acabamos en el lado de Cantabria.

Cuando nos dimos cuenta ya estábamos en el punto de más abajo de del valle en la parte cántabra y nuestro coche estaba en la parte burgalesa, justo al otro lado del monte.... Decidimos desandar y subir otra vez hasta el collado y descender directamente hacia el lado correcto. ¡¡Qué invento el del GPS!! Gracias al GPS pudimos bajar hasta la altura donde teníamos el coche al más puro estilo ladogface (campo a través). ¡Bendita tecnología!

Así que lo que en un principio iba ha ser una ascensión rápida y cómoda se convirtió en una pequeña aventura en la niebla. Moraleja: ¡No te confíes con la niebla! ¡ Y lleva siempre el GPS!

Hasta la próxima ...

2 comentarios:

  1. Menuda chupa de agua apañamos...
    Agradecer a la niebla el desnivel que nos metimos para el cuerpo, todo sea por entrenar jajajaja

    Jose.

    ResponderEliminar
  2. Aupa compi!
    Realmente resulto un día interesante, con un poco más de actividad y aventura de lo que pensábamos, je,je,je.
    Pero terminamos con un buen sabor de boca, como para volver...

    ResponderEliminar