jueves, 3 de noviembre de 2011

Leungane (1.008 m)

La ruta carece de dificultad y se realiza en gran parte por pistas, si bien a partir del collado de Iñugan comienza a ascender en fuerte pendiente y la última zona de la ascensión se realiza por un laberinto kárstico en el que hay que prestar mucha atención a la señalización.

Desde la cima del Leungane (1.008 m), con un día despejado tendremos unas preciosas vistas del Gran Bilbao, zona del Durangesado y del macizo del Gorbea.

Cómo llegar: En Dima giramos a la izquierda en dirección Zubimakurre auzoa (BI-4549), seguimos hasta el final de la calle y giramos a la derecha hacia Ibarra kalea (BI- 4549), debemos seguir esta carretera hasta la ermita de San Lorenzo en el barrio de Baltzola.
maps.google.es

- Fecha: 29-10-2011
- Distancia: 12 Km.
- Desnivel: 600 m.
- Tiempo: 5 h

Partimos de la ermita de San Lorenzo donde comienza nuestra ascensión siguiendo las indicaciones del cartel, por cierto junto a la ermita hay una fuente. En esta ruta nos acompañan Endika y Amaia, pensamos que les gustaría el recorrido y sobre todo las vistas desde la cima.

Foto de la ermita de San Lorenzo.

Fotos del cartel e inicio de la ruta.


Subimos por la pista principal hasta llegar al collado de Olarreta, donde seguiremos el camino de la derecha, hay un cartel que nos indica Leungana, así que no hay pérdida.

Foto del collado.

Foto del cartel.

Ascendemos por la pista entre pinos hasta el collado de Iñungan, donde se delante de un refugio se cruzan varios caminos, nosotros debemos continuar de frente hacia arriba dejando el refugio a nuestra mano derecha, siguiendo las indicaciones del cartel.

Foto collado de Iñungan.

Foto del cartel.

Foto de las chicas cotilleando el refugio.

Foto de Endika dando una pequeña clase de geografía.

Continuamos ahora (¡sí por fin fuera de la pista!) por un sendero herboso con algunas piedras sueltas.

Foto del sendero.

Seguimos subiendo por el sendero que serpentea por la ladera para facilitarnos el ascenso. Llegamos a una zona rocosa entre hayas que en ocasiones nos complican el paso.

Foto de la zona rocosa y de hayas.

Sin perder de vista las marcas amarillas y blancas nos adentramos en el laberinto de afiladas rocas, Endika se adentra el primero guiándonos.

Fotos del laberinto kárstico.

Las chicas se lo toman con calma (van cotilleando o hablando de sus cositas...), y nuestro guía decide hacer un alto en el camino para reagruparnos.

Foto del guía a la espera del grupo. (¡¡Muy natural!!)

Foto de las chicas mientras tanto a lo suyo.

En la última zona rocosa hay numerosas marcas que nos conducen hasta un pequeño collado herboso al pie del Leungane (1.008 m).

Foto zona rocosa.

Sólo nos queda subir el último repecho rocoso hasta la cima. Mi compi viendo cerca el objetivo decide apretar para llegar la primera.

Foto del equipo admirando las vistas.


Foto de la subida a la cima.

¡Por fin la cima! ya estamos en lo más alto. Con el día tan despejado que tenemos podemos disfrutar de unas vistas increíbles en todas las direcciones.

Foto de la cima del Leungane (1.008 m).

Vídeo de las vistas (¡¡no es un terremoto!! sólo es mi pulso).
video

Para regresar debemos desandar el mismo camino hasta la ermita de San Lorenzo.

Desde la ermita podemos descender por una pista hasta las famosas cuevas de Baltzola (unos 6 Km ida y vuelta) o acercarnos hasta el barrio de Olabarri en coche como hicimos nosotros.

Hay una pequeña zona para aparcar junto al puente que nos lleva hasta las cuevas.

Foto de Endika  estudiando el plano en la entrada al puente.

Subimos por una carretera que va a un caserío, justo enfrente de la puerta nuestro camino continúa por un sendero a mano derecha. Cruzamos el río y nos encontramos con un inmenso arco natural: es el Puente de los Gentiles o Jentizubi, restos de una antigua galería desmantelada por la erosión.

Foto del Jentizubil.

Primero nos encontramos a mano izquierda la primera cueva, decidimos no visitarla por estar un poco apartada. Seguimos subiendo por una pista buscando a mano izquierda una pequeña entrada a la cueva de Baltzola (tiene más de 1.300 m de galerías).

Foto de la pequeña entrada.

Esta cueva es un lugar de culto para los escaladores, en su interior y exterior esta cubierta de chapas y expreses de escalada.

Foto de la gran boca de la cueva.

Después de ver cómo escalaban salimos por un paso estrecho a mano derecha.

Foto de la salida.

Un sendero nos lleva hasta el túnel Abaro, una galería de unos 70 m. atravesada por un río. La cruzamos y salimos a una zona verde preciosa. Pasamos al otro lado del río para subir hasta la pista que hay a mano derecha y regresar por ella hasta el parking.

Foto del túnel Abaro

Hasta la próxima...

2 comentarios:

  1. Fantastica excursion! Creo que es un destino ideoneo para principiantes. Un poco mas duro de lo que parece pero vale mucho la pena

    ResponderEliminar
  2. Realmente es un lugar accesible y con unas preciosas vistas.
    Gracias por el comentario. ;)

    ResponderEliminar